El Lobo está ahí

Es una realidad que no podemos rechazar. El lobo vive en nuestras montañas, cruza los puertos y se esconde en los bosques. Acecha en la sombra y espera a su presa. El lobo, el mayor depredador de nuestro país, siempre estará en el punto de mira. La lucha por mantener nuestro patrimonio natural enfrentado con la supervivencia de la cabaña ganadera. Siglos de lucha le convierten en el animal salvaje más perseguido de nuestro valle. A pesar del odio que despierta no deja de ser admirado y venerado. Hemos querido hacerle un homenaje porque sabemos que mientras el lobo habite en el entorno, los fantasmas del pasado seguirán vivos en nuestra memoria.

La cabaña del lobo es la cabaña del arroyo. Un arroyo que durante doce meses cambia su caudal del rugido primaveral al silencio estival. Cuentan las paisanas de Maraña que sus madres lavaban la ropa en el arroyo de los Reyes, cuando no había agua en las casas. Hoy, otras costumbres han dejado perecer los viejos usos y nuevas amenazas vienen a confirmar que algo está cambiando en el planeta. La sequía acecha en el verano convirtiendo los arroyos en surcos mudos de piedras blancas y hierbas mustias.

En la Carretera Austral chilena, a orillas del río Baker, está Konaiken. En lengua tehuelche significa "la casa del río". La casa del río que se abre para recibir al visitante. La cabaña del arroyo, no es la casa del río, pero sí es como ella. Recibe al visitante con sus mejores atributos. Una cabaña íntima, coqueta, oculta en el paisaje. Abierta a la Peña Hoguera por poniente y entregada al Mampodre por el sur.

Junto al arroyo, hacia poniente, en la bajada del aparcamiento, la cabaña tiene un pequeño rincón dominado por una hamaca. Un espacio pensado para disfrutar de la tranquilidad y del silencio, a la vez que nos mecemos en un suave balanceo. Pero si los niños se os adelantan, descubriréis que es un perfecto columpio y un buen entretenimiento.

Las sábanas y las toallas están incluidas.

Las cocinas cuentan con todo el menaje necesario. Tostadora, cafetera, microondas, nevera pequeña, lavavajillas. No hay exprimidor.También hay utensilios de limpieza y pastillas de lavavajillas

* El servicio de lavandería se cobra a 4€/kilo de ropa+secado. Siendo 4€ la cantidad mínima si no se supera ese peso.

** Condiciones de uso de la chimenea: No se permite su uso sin firmar un contrato de compromiso de buen uso y responsabilidad, entre el huésped y la gerencia, entregando una fianza de 200 € (Se devuelve al comprobar que no han sucedido percances). La leña se cobra aparte, 10 € la cesta de 20 Kilos de madera de roble o haya.

SERVICIOS INCLUIDOS

  • Sábanas
  • Toallas
  • Menaje de cocina
  • Cuna disponible
  • Servicio lavandería*
  • Calefacción
  • Chimenea**
  • Televisión
  • WIFI
  • Lavavajillas
  • Terraza
  • Jardín
  • Parking